Innovación tecnológica de virtualización

Sin necesidad de un software de virtualización adicional

La ventaja de el modelo de virtualización KVM existe gracias a la compilación en el SO del host, eliminando la necesidad de cualquier nivel de virtualización adicional. Como consecuencia ya no se tiene que buscar un programa informático adicional que sirva de puente entre el host y el guest. Gracias a ello, el potencial de la capa de virtualización de ser el SPOF, se elimina por completo. El resultado final consta de Servidores Privados Virtuales KVM de desempeño mucho más alto y estabilidad considerablemente mejor en comparación con las otras tecnologías de Servidores Privados Virtuales.
Innovación tecnológica de virtualización

Aprovechar los recursos de una manera mejor

Utilización eficaz de los recursos del servidor

En el caso común las máquinas guest requieren un nivel extra que las conecten con el servidor físico que se haga cargo de la administración de recursos. Esta situación da lugar a menos recursos disponibles que las máquinas virtuales podrían utilizar. Con la ayuda de los KVM VPS, esta capa adicional se suprime, como el la secuencia de procedimientos de virtualización está siendo preparada dentro del sistema operativo de la máquina anfitrión. Así, el juego de recursos facilitados por la máquina anfitrión serán utilizados debidamente por los VPS instalados. Esta disponibilidad de recursos le ofrece esta ventaja esencial necesario a fin de que sus sitios web y aplicativos se destaquen de la competencia.
Aprovechar los recursos de una manera mejor

Un máximo grado de control cuando se trata del SO

La limitad total de instalar el sistema operacional que le apetezca

Una limitación de los Servidores Privados Virtuales, frente a los servidores dedicados, es el sistema operativo en especial – en el caso común usted queda limitado a la lista de sistemas operativos permitidas por el proveedor. Con un VPS KVM, no obstante, tiene la opción – en gran medida - instalar un sistema operativo cualquier que se conforme con las capacidades de su servidor y los recursos de hardware del servidor maestro. Un hecho real gracias a la manera única en la que funciona la virtualización KVM. KVM se incorpora directamente en el sistema operacional del servidor, garantizando un diálogo sin mediaciones entre las máquinas guest y el host físico, descartando la necesidad de facilitar más un nivel de comunicación, presente en varias soluciones de virtualización alternativas.
Un máximo grado de control cuando se trata del SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL